Los diferentes tipos de flujos logísticos

Mapeo de flujo de valor

Flujos logísticos internos

Flujo de producción: circulación de materias y componentes en la red de fabricación. Estos flujos son constituidos por la cadena de operaciones de transformación, de mecanizado, de manutención y de almacenamiento intermedios.

Flujos logísticos externos

Flujos de suministro o flujos de origen: circulación de materias y consumibles desde el almacén del proveedor hasta el almacén de la empresa cliente.

Flujo de distribución o flujo aval: circulación de los productos acabados o semiacabados en el almacén de la empresa hasta lo de otra empresa cliente.

Según el método de suministro elegido en el proceso, los flujos logísticos pueden ser de formas diferentes. Así distinguimos:

  • Disposición de depósito (“Push”): una particularidad de los flujos internos en este tipo de organización, cada etapa de fabricación está provocada por la disponibilidad de materias primas o de componentes al nivel del puesto de origen. Los productos fabricados se almacenan en espera de una demanda para el consumo.
  • Flujo “Pull”: La provocación de la entrega o de la fabricación de un producto se hace únicamente si hay una demanda de un puesto cliente. Por principio, hay ningún stock en la cadena.
  • Producción “puntual”: una combinación de los dos tipos de flujos anteriores, es el equivalente de un “Pull”, pero con un mínimo de existencias y de producción en curso distribuido a lo largo de la cadena logística.
  • Flujos sincrónicos: en este tipo de organización, se entregan diferentes componentes con respeto a su orden de entrada en el proceso de fabricación. Entonces, están entregados justo al momento de su utilización. Este sistema permite reducir las existencias y los costes en relación con la producción.

 

Contactar

  • Simcore : Immeuble Cassiopé, 167 Rue de Lorient, 35000 Rennes, France
  • 02 99 14 88 50

¿Quieres saber más?

Contáctenos